Blog - Página 3 de 12 - Elvira Muliterno

Conferencia en Albacete 7-10-14

 

Ahora Yo Conferencia Empoderamiento Empowerment Mujer Tu Elvira S Muliterno

Regálate una hora para ti misma, para vivir una experiencia en primera persona que te invitará a tomar conciencia de qué estás hiendo con tu poder personal

El aforo es limitado, por lo que te sugiero que RESERVES TU PLAZA CUANTO ANTES

Tel. 967 24 79 42, email: http://www.factoriaperga.com/contacto

¿Qué te llevarás de esta conferencia?

Conocer qué es el empoderamiento y que tiene que ver contigo

Darte cuenta de que dentro de ti hay emociones y creencias que no son tuyas y que te limitan

Te llevarás una invitación a conectar con tu VERDADERO PODER FEMENINO

Recordar que le poder está ya dentro de ti

¿Cuándo y dónde?

Albacete, 7 de octubre 2014

Desde las 7:30 a las 8:30, o un poco más.

En Factoría Perga http://www.factoriaperga.com

C/ Alcalde Conangla, 14 Albacete T. 967 24 79 42

¿Dónde está Factoría?

https://www.google.es/maps/place/Calle+Alcalde+Conangla,+14,+02001+Albacete/@38.9967599,-1.854005,18z/data=!4m2!3m1!1s0xd665f95614b774d:0x2d85be7f5a2449b3

AFORO LIMITADO ¡RESERVA YA TU PLAZA!

Teléfono: 967 24 79 42 o por email: http://www.factoriaperga.com/contacto

Tendrás la oportunidad de estar con mujeres con tantas ganas de avanzar como tu.

Los hombres sois bienvenidos, ¡por supuesto!

Dedícate esta tarde, porque eres valiosa y te mereces mimarte y darte el espacio para estar contigo misma.

Conferencia de Alto Impacto y Aprendizaje Acelerado

RESCATA A LA MUJER PODEROSA QUE HABITA EN TI

Es urgente Auto Revindicarnos nuestro poder 8M

¡No me cansaré de decirlo! Por supuesto que es muy necesario y urgente revindicar el poder y la igualdad de derechos de género a nivel social. Esto está claro y asumido. De lo que se habla menos y que es igual de urgente es de la importancia de AUTO REVINDICARNOS EXPRESAR NUESTRO PODER, el tomar conciencia de qué estamos haciendo con el poder personal, qué estamos haciendo las mujeres con la verdadera feminidad y cómo la estamos expresando en la sociedad.

Y esto no lo digo porque yo sea un ejemplo a seguir, porque no lo soy, lo digo porque tengo conciencia de que hay mucho trabajo por hacer.

Que las mujeres tenemos una signatura pendiente en todo este proceso y es: creérnoslo y actuar como mujeres, no como meros agentes imitadores del poder masculino.

Desde que la mujer comenzó el camino de la conquista de la igualdad, en muchas ocasiones, tuvo que imitar al hombre, pues el poder era, y es, masculino. Esto fue necesario para abrir puertas.

Ahora lo que toca es que la mujer sea mujer y que desde nuestra feminidad y autenticidad sigamos conquistando la anhelada igualdad. ESTE ES MI DESEO PARA EL DÍA DE LA MUJER: QUE NOSOTRAS NOS AUTO REVINDIQUEMOS EL PODER. ESTO CREARÁ UN SALTO SIN PRECEDENTES EN LA SOCIEDAD.

Un sueño ¿un privilegio?

 

Iba caminando tranquilamente por la vida, o tal vez no tan tranquilamente, tal vez mi alma rebelde se sentía inquieta desde el momento en el que nací… y, sin saber por qué, se me cuzo un sueño. .. y todo cambió. En mi día a día se instauró el caos, la incertidumbre y … la plenitud.
Conocí la sensación de éxito y la de fracaso,  tuve aliados y también detractores, viví momentos en los que desear volver a lo “normal” y otros en los que me sentía la mujer más privilegiada del mundo, conocí nuevas gentes que ahora son mis amig@s y me alejé algun@s que resultó que no lo eran.

Mi sueño convirtió mi vida en una montaña rusa y mi Visa en un mero objeto decorativo en mi gastado monedero.


Desde el día, bendito o maldito, no lo sé, que mi sueño se cruzó en mi camino nada ha sido lo mismo, ni siquiera yo lo soy.
Y tal vez me preguntes si todo esto ha merecido la pena y tal vez, a esa pregunta te tendría que contestar en mi lecho de muerte, porque a día de hoy no tengo la respuesta. 

Sólo sé que el día que mi sueño se cruzó en mi camino se apoderó de mi vida y de mi voluntad pues no consigo esquivarlo. Y me pregunto si el se apoderó de mi, o fui yo quien me aferré a el, cómo si no hubiese nada más importante en la vida, cómo si desapareciese mi vida no tuviese sentido…

Hoy tengo muchas preguntas y sólo una respuesta, este es mi camino y no importa cuáles sean los obstáculos, lo importante es ser fiel a lo que siento y a lo que deseo, ¡esta es una vida EMPODERADA que me hace sentir una mujer PODEROSA!

¡Quiero mi lugar en el mundo!

Ayer quedé con dos amigas a merendar roscón de reyes La cafetería estaba llena y nos costó encontrar una mesa y tres sillas Una de mis amigas me llamó para decirme que se retrasaría, al poquito de esto un señor nos preguntó sí estaba libre la silla yo le dije que estábamos esperando a una amiga pero que la podía usar ya que esta se iba a retrasar, al final el retraso no fue tanto y llegó enseguida. Miré a mi alrededor y vi al señor sentado con la silla libre frente a él, me levanté y le dije que mi amiga había llegado y que, ya que no estaba usando la silla pues que me la llevaba, a lo que él me contestó: ¡mi mujer está a punto de venir, no te la puedes llevar!
¡Esto no me lo esperaba yo!
Al poco mi amiga pudo sentarse con nosotras y comentamos lo que había pasado ¿había yo obrado correctamente al no querer retener algo que en ese precios instante no necesitaba?, ¿debería haber pensado primero en mi amiga y no debería haber dejado que se llevarán su silla?
¿Perdemos las personas empáticas nuestro lugar en el mundo por dárselo a los demás?
Una vez aprendí: “cómo haces una cosa las haces todas” pienso que esta es una gran verdad y lo que pasó ayer con una simple silla me está haciendo plantearme algunos aspectos de mi vida
Si esto lo llevamos al mundo de la mujer ¿cuántas veces las mujeres cedemos nuestra silla, nuestro poder…, nuestro espacio en el mundo?

Toma conciencia de tu gran valía

Generalmente comenzamos el año pensando en aquellos propósitos que queremos llevar a cabo. Este año yo te propongo hacer una lista de tus logros, de los obstáculos que has superado y de los caminos pedregosos que has recorrido durante el 2013

¡Toma conciencia de todo lo que creciste el año pasado, de lo valiente que has sido y de que en muchas ocasiones sacaste fuerzas de donde no la tenías para seguir adelante ¡Al hacerlo te darás cuenta de lo valios@ y podero@ que eres!

Comienza este año creyendo un poquito más en ti, porque yo te has demostrado que eres UNA GRAN PERSONA MERECEDORA DE LO BUENO DE LA VIDA

¿Es intentarlo un éxito en sí mismo?

 

Hoy, día de Año Nuevo, ha querido mi hija, o el destino, que empiece el 2014 viendo una película que gira en torno a fracaso. O al menos, a lo que la sociedad etiqueta como tal.

La historia versa sobre un músico, que siendo bueno, no ha conseguido ganarse la vida a través de su música.

Mucho se ha hablado sobre qué es el éxito y qué es el fracaso, y si realmente intentar algo sin conseguirlo es un fracaso, o si es un éxito por el mero hecho de haberlo intentado.

Desde hace muchos años este es un tema que me interesa y que ya traté en mi primer libro “Descubriendo tu Hada Interior”: ¿es el éxito ser fiel a un@ mism@, aunque esto provoque incomodidad vital, o lo es el disfrutar de una vida cómoda?

¿Podemos catalogar de éxito a las personas que pasan carestía por luchar por sus sueños o esto más bien es vivir en el fracaso?

En muchas ocasiones contamos historias de personas que después de vivir cierto número de “fracasos” consiguen hacer realidad lo que desean y entonces las alabamos, las ponemos como ejemplo. ¿Y qué pasa con aquellas que habiéndose también esforzado no lo consiguen? pues que en demasiadas ocasiones la sociedad, la familia, y su circulo más próximo l@s tratan como fracasad@s o soñadores sin sentido.

Parece que los seres humanos nos encontramos en constante competición contra las circunstancias y contra nosotr@s mism@s. Nos juzgamos y olvidamos que tenemos que aprender, tenemos muy claro que de niñ@s podemos equivocarnos pues estamos adquiriendo conocimientos y experiencias que necesitamos. Y ¿por qué de adultos no tenemos esa misma permisividad?, ¿por qué no nos tomamos la vida como un lugar de prácticas donde lo importante es aprender para avanzar?

Sé que me puedes decir que de adultos las consecuencias de nuestros errores son mayores y que a veces arrastran a nuestros seres queridos. Es cierto, más también es cierto que sin el grado de osadía, sin sentir que el “no éxito inmediato” es parte de la vida, nunca podremos crecer y conquistar objetivos y sueños.

Hoy empieza el año y tenemos 365 días para ir hacia nuestros objetivos, sabiendo que al salir a la aventura, el caernos, el errar es parte de ella, o podemos no intentarlo, evitando así el fracaso.

Y yo me pregunto: ¿no serán estos conceptos de fracaso/ éxito solamente una imaginación construida por la mente humana?, tal vez lo único que existe en la vida es experimentar, sentirse viv@s y ser fieles a los sentimientos de superación.

Ah! casi se me olvida la película es “A propósito de Llewyn Davis”, este es el enlace al trailer: http://www.youtube.com/watch?v=1aUiawSYlus

Protege tu interior

Hoy siento como el otoño se va instalando entre nosotr@s. Empiezan a aparecer los primeros fríos , la lluvia hace acto de presencia y poco a poco vamos sacando los abrigos, los jersey, las botas…. Atrás queda la ropa y el calzado de verano.

Y al igual que nuestro cuerpo se cubre, dejando poco a poco de mostrarse.. los brazos, las piernas, luego el cuello, las manos… parece que nuestra alma nos llama al recogimiento, a buscar “nuevos comienzos” que nos acerquen más a la vida que deseamos.
Es tiempo de cubrirnos y de llevar la vista hacia dentro para encontrarnos, para volver a conquistar el terreno de lo íntimo que en verano hemos cambiado por lo social, por la naturaleza, por el mar, las terrazas, las fiestas…
Como hacen los árboles es tiempo de cambiar las hojas, tiempo de vivir esta estación desde nuestro interior a modo de  preparación para que cuando  llegue de nuevola primavera y el verano podamos florecer y mostrarnos con  una belleza más auténtica y renovada, una belleza que proceda de nuestra  transformación interior.

 

Abrigo, gorro, guates, paraguas… nos protegen del exterior… nuestras emociones y el amor a nosotr@s mism@s  protegen nuestro interior..

Soy humana, acepto mi sombra ¿qué más puedo hacer?

Ayer domingo, sin previo aviso, y ¡así de repente! me encontré enfrente de una de mis sombras. Sí mi sombra, esa partes oscura que tod@s tenemos y que no queremos, o no podemos, ver pues no nos gusta pues no se adapta a la imagen que tenemos de nosotr@s.

Ayer mi sombra se plantó delante de mi y no estaba dispuesta a dejarme escapar hasta que la reconociera y la aceptase. Quería que viese una parte no resuelta dentro de mi, una parte que me frena en el camino a mi felicidad y que me complica la vida. Tal vez esta sea una de las especialidades de la sombra el llevarnos una y otras vez a situaciones similares para que le tomemos en cuenta.

Mi primera reacción ¡cómo no! fue negar lo que estaba sintiendo ¡yo no soy así!- me dije. ¿Te suena familiar este comentario?. A continuación intenté olvidarme del tema y pensar en otra cosa, pero mi sombra me persiguió, parecía que en esta ocasión no me iba a dejar escapar ¡otra vez!

Empecé a aceptar lo que me estaba ocurriendo y un hondo dolor se apoderó de mi, en ese momento vi claramente a cuantas áreas de mi vida estaba afectando negativamente esa parte oscura ¡No podía creer como inconscientemente me estaba manipulando tanto y cómo era la causante inconscientemente de muchas de las decisiones que tomaba! Sentí más fuertemente el dolor y opté por aceptarlo y, con ello, aceptar mi sombra. La consecuencia inmediata de mi aceptación fue la mitigación de mi dolor y un ligero alivio. Ya no luchaba por no ver lo que se mostraba a mis ojos, por no sentir aquella sensación, por no pensar en mi culpabilidad. Hablé con mi sombra, la acepté y me comprometí a estar consciente de cuando aparecía, ¿qué más podía hacer?

Al fin y al cabo, nuestras sombras nos humaniza, no somos robots, ni somos seres angelicales, somos humanos con todo lo que ello implica.

Ahora me siento diferente, me conozco más y admito no ser tan “maravillosa” como me gustaría ser y, supongo, que para contrarrestar mis sombras lo que necesito es aportarles luz. Una luz procedente de mi autenticidad y de mi mejor yo. Aún así, dicen que las sombras nunca desaparecen, solo las dejamos de ver. Al fin y el cabo, nuestras luces y nuestras sombras son lo que configuran al ser humano.

¡Mujer empodérate, abandona la tibieza!

 

 

El Apocalipsis 3: 16-17 recoge estas palabras de Jesucristo: “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojala fueras frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.” Cuando las escuché por primera vez, hace ya mucho tiempo, me impresionaron por su dureza y reconozco que estuve mucho tiempo sin entenderlas.

Hoy, no sé muy bien la razón, he vuelto a pensar en ella y me doy cuenta de que este concepto tiene mucho que ver con el de la mujer tradicional pues se nos educaba a ser y expresarnos en el mundo de una forma tibia.

Lo que se esperaba de nosotras era no destacar, no sobresalir, que nos mantuviésemos dentro de los “estándares sociales”. Aquellas mujeres valientes que se atrevían a mostrar su autenticidad, su esencia femenina, su forma diferente de ser y hacer, era desterrada de la sociedad de un modo u otro. La forma dependía de la época y de su posición social, o se le repudiaba, se le tachaba de ser “una mala mujer” o se le acusaba de brujería y se las mandaba a la hoguera…

Las mujeres DEBÍAMOS encajar dentro del corsé social femenino que era templado, soso y predecible, no debíamos destacar sobre las demás. Si a esto añadimos que la principal finalidad de nuestra vida era casarnos y traer hijos al mundo, entonces podemos entender que entre nosotras surgiese una gran competencia.

En la historia de la humanidad hay muchos ejemplos de mujeres que dejaron de ser tibias para ser ellas mismas, para expresar el fuego que llevaban dentro de sí e ir a la conquista de su vida soñada. Gracias a estas heroínas que abrieron el camino hoy, las mujeres, hemos tomado conciencia de que ya no tenemos que ser tibias, que es el momento de mostrarnos tal y como somos.

Por todo el mundo se habla de empoderamiento femenino, de la revolución de la mujer. Al fin las mujeres estamos saliendo de nuestro mundo tibio para darnos cuenta de que nos gustan los contrastes y de que la aventura de la vida está fuera de lo preestablecido. Hemos avanzado mucho, sin duda, más no debemos engañarnos, queda mucho camino por recorrer.

Así, ser tibias, intentar gustar a “todo el mundo”, hacer lo que se espera de nosotras es el mayor autoengaño en el que podemos caer. Pasemos del frío al calor si esto es lo que nos dicta nuestra esencia, quemémonos y sintamos en nuestra piel los vaivenes de la vida.

 

Mujer empodérate, abandona la tibieza en tu vida y adéntrate plenamente en una vida llena de contrastes, de frío y de calor, deja que la vida te toque tu piel