El frío, una invitación a la renovación - Elvira Muliterno

El frío, una invitación a la renovación

Ayer tarde paseando por la Gran Vía madrileña sentí como el otoño llegaba a nuestras vidas. Las gentes que paseaban por la calle parecían representar  un desfile atemporal, se podía ver desde personas en tirantes a otras con cazadoras. El tiempo también lo era, se pasaba del sol, al viento y a la lluvia.

En un momento dado de los bolsos salían chaquetas y chales que habían estado guardados, esperando ser rescatados del olvido. Igual que otras muchas cosas pensé yo, ahora el otoño nos recuerda que es el momento de volver al encuentro de nosotr@s mism@s, de abrigarnos el corazón y la mente. Así como a primavera y el verano nos invitaron a salir de casa, a destapar nuestro cuerpo y nuestras emociones, a vivir hacia afuera.

El otoño es una época muy curiosa en la que hay personas que entran en depresión o se entristecen, pues se va el sol y con el, un poco del brillo de nuestra vida, más el otoño es una época preciosa si la sabemos aprovechar para sentir el abrazo del abrigo propio. Una época en la que podemos preguntarnos ¿qué deseo hacer con mi vida?, ¿quiero vivir este invierno como viví el pasado?, ¿deseo sentir las mismas emociones tan conocidas para mi?, ¿deseo que mis pensamientos sean los mismos de antaño?

La llegada del frío te invita a renovarte, como la naturaleza lo hace, a que sueltes las hojas que ya se han secado y te siguen molestando dentro de ti, a prepararte para la venida de hojas nuevas, más para ello primero has de soltar. Suelta lo que ya no te sirve, siente el abrigo de tu propio abrazo, regresa a casa; a tu autenticidad, a escucharte… a tu corazón. Refúgiate del frio, y en silencio da el espacio suficiente a escucharte y a re-conocerte que es aquello que deseas hacer.

Si te sientes inquiet@ y con ganas de cambiar algo en tu vida, no te apuntes a un gimnasio, ni a clases de inglés o guitarra, no empieces ninguna de las colecciones que el kiosco te ofrece, antes de eso tómate un café contigo mism@, coge un lápiz y un papel, y pregúntate, y escribe, qué es aquello que realmente deseas hacer y que está llamando a tu corazón.

Doy la bienvenida al otoño y a su poder transformador y de conexión interna.

Copyright (c) <a href=’http://www.123rf.com’>123RF Stock Photos</a>

You may also like