Somos buen@s por naturaleza, hay esperanza - Elvira Muliterno

Somos buen@s por naturaleza, hay esperanza

Ayer tuve una reunión de esas en las que la magia está presente, en las que conectas con las personas, en las que te das cuenta de que la conexión con otros seres humanos es lo que nos gratifica el alma.

Yo soy una optimista sin remedio, todo el mundo me lo dice,  siempre veo el vaso medio lleno. Con respecto a las personas, pienso como Jean Jacques Rousseau: «el hombre es bueno por naturaleza» Estoy convencida de ello, que las personas somos buenas por naturaleza y que la maldad va surgiendo como consecuencia de los avatares que pasamos en a vida.

Muchas de las acciones que nos hacen otras personas y que consideramos como algo personal están provocadas por su necesidad. Me explico; cuando una persona te contesta mal o realiza una acción que te daña, lo hace para defenderse pues, de alguna forma se siente expuesta.

Tal vez esta sociedad nos manda demasiados mensajes de que las personas hemos de ser perfectas y se nos educa para sentirnos mal cuando no lo somos. Pareciera que todos los seres humanos estemos en el punto de mira constante y que equivocarnos es fallar, y que no comportarnos según los moldes preestablecidos nos hace tener menor valor.

Hay un grito intenso que sale de mi: ¿Qué estamos haciendo las personas con nosotras mismas y con los demás?, ¿en qué estamos convirtiendo esta sociedad?, ¿por qué es más importante estar delgada que estar sana?, ¿por qué es más importante el color del carmín que la sonrisa que sale del corazón?, ¿por qué es más importante la apariencia que la realidad?, ¿por qué utilizamos los medios de comunicación para la mediocridad y no para mandar mensajes de esperanza?, ¿dónde está escondido el buen hacer de millones de personas que en su día a día contribuyen a crear un mundo mejor?

Como Rousseau yo creo que el ser humanos es bueno y que la sociedad lo corrompe, a mi forma de ver, nos corrompemos para protegernos de los demás, para no dejar nuestras debilidades al descubierto lo que puede dar lugar a que nos quieran menos.

El ser humano es bueno, lo que nos convierte, en ocasiones, en malvados es nuestra necesidad de ser amados y de protegernos, cuando la sociedad se de cuenta de esto, de los modelos tan inasumibles que está mandando, entonces podremos relajarnos y volver a Ser, con sus puntos positivos y menos positivos, en lugar de Aparentar para encajar en modelos inalcanzables. Por este el motivo el empoderamiento personal es tan urgente, cuanto más creamos en nosotr@s y en nuestro poder menos estaremos en manos de los mensajes de la sociedad.

Las personas somos por naturaleza buenas y en esto se basa la esperanza de la humanidad, de otra forma, no tendríamos futuro.

La reunión de ayer me dejó calidez en el alma y esperanza en que un mundo mejor está surgiendo.

You may also like