No soy más valiente por no sentir miedo

POR Elvira Sanchez Muliterno García
17/02/2022

No soy más valiente por no sentir miedo

Me he preparado un café, me encanta en café, es uno de mis grandes placeres, y me he dispuesto a escribir. Este es otro de los placeres que más disfruto en la vida. Si a ambos le uno un tercero que el de intentar entender el mundo a través de la reflexión, puedo asegurarte que este es un momento de disfrute para mi.

Soy una afortunada por poder estar viviendo uno de mis sueños; el de publicar un libro que sirva a otras mujeres para su desarrollo personal, para que su vida sea más plena.

Y no te voy a engañar, el camino hacia los sueños está lleno, en muchas ocasiones, de piedras enormes que hay que saltar y de otras pequeñitas que se te meten en los zapatos. Seguro que ya has oído aquello de seré feliz cuando… y el cuando va cambiando y se va alargando en la vida. Cuando nos llega algo deseado sentimos que aún nos queda algo por conseguir y así sucesivamente.

Esto se refleja en la sociedad de consumo en la que nos encontramos, antes un abrigo era para toda la vida, ahora algunos solo duran una temporada.

Yo no quiero caer en el seré feliz cuando… ahora siento que estoy en medio de mi sueño, estoy en plena promoción de mi libro y muchos caminos se me están abriendo y quiero disfrutar todo esto, aún cuando sienta que no llego a todo lo que tengo que hacer. ¡Mejor no llegar que no saber que hacer!

En ocasiones siento vértigo, es como cuando deseas subir en la montaña rusa y cuando estás arriba, ya no tienes más remedio que descender, te invade una profunda emoción por lo que te viene a continuación. Y esto es estar viva, si no sintiese esto algo estría haciendo mal. El otro día escuché a Montserrat Caballet decir que sentía nervios cada vez que iba a salir al escenario y que esto denotaba el respeto que tenía hacia el público y su profesión.

 

Somos sobretodo seres humanos, estamos viv@s y las emociones nos lo recuerdan. Quiero sentir el vértigo y quiero vivir todas las emociones de esta etapa de mi vida con toda su intensidad, sin escondérmelas, sin escondértelas. Yo no soy más valiente, ni más poderosa, ni estoy más empoderada por no sentir miedo, lo estoy o lo soy por superarlo y por ponerme cada vez retos mayores.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.